EL CONTROL DE LA CABEZA DE LOS BEBÉS RECIÉN NACIDOS

Dentro de un parto natural, la cabeza de un recién nacido tiene cierta deformación, debido a la presión que ejerce al momento de salir.

Los huesos del cráneo de un bebé recién nacido son muy flexives y suaves y se van acomodando y moldeando a medida que va creciendo, por eso no debes preocuparte al principio se ve hinchado, alargado o en punta.

Al pasar los días, que suele ser una semana, el bebé ya tiene la cabecita totalmente redondita.

CUANDO UN BEBÉ LEVANTA SU CABEZA

Durante su primer mes de vida, el bebé presenta los músculos del cuello todavía débiles, por este motivo, cada vez que lo alzamos de su cunita debemos tener mucho cuidado con su cabecita que de no se vaya de un lado a otro hasta que se encuentren totalmente fortalecidos los músculos.

CUANDO LOGRAN TENER LOS BEBÉS EL CONTROL DE SU CABECITA

Cuando acostamos a los bebés para que duerman boca abajo, les ayudamos a que ellos fortalezcan los músculos de su cuello, porque de manera instintiva ellos tratan de levantar su cabecita.

Pero mucho cuidado con esta posición, es bueno colocarlo así, pero no por mucho tiempo, pues pueden llegar ahogarse por sí solo tratando de mover su cabecita y como es pesada, pueden acabar tapándose la nariz.

RECOMENDACIONES DE CÓMO DEBE DORMIR UN BEBÉ

Durante los primeros tres meses de vida se recomienda tomar en consideración lo siguiente para hacer dormir al bebé:

  • Utilice una superficie firme y estable, el colchón debe ser suave.
  • Ponga una sábana de base bien tesada.
  • Coloque al bebé siempre boca arriba, sobre su espalda para dormir y tápelo con una colcha o frazadita liviana.
  • Evita abrigarlo mucho, de esta manera dormirá plácidamente.
  • No es recomendable que el bebé duerma en la cama con los papás, por que le generamos mucho calor y lo podemos asfixiar.
  • Puedes colocar a tu bebé de costado, siempre y cuando vaya hacer una siesta, pero deberás cuñarlo o ponerle una almohada ligeramente plana entre los pulmones y las nalgas.
  • Puedes colocarle una pequeña almohada plana desde su cabecita hasta la altura de los hombros.

ETAPAS EN LAS QUE EL BEBÉ COMIENZA A TENER CONTROL DE SU CABECITA

Debes recordar que no todos los bebés son iguales y que su desarrollo en algunos, es mas rápido que en otros.

PRIMER Y SEGUNDO MES DEL BEBE

Por eso, alrededor del primer y segundo mes cuando pones al bebé estando despierto de barriguita este trata de levantar su cabecita y de voltearla de un lado a otro, pero sus movimientos son torpes, hay momentos en los que hace caer la cabecita sobre la nariz y vuelve a intentar levantarla para poder respirar, como los músculos de su cuello todavía están en desarrollo se cansa rápido y empieza a llorar por que se asusta cuando su cara es tapada.

TERCER Y CUARTO MES DEL BEBE

Generalmente alrededor el cuarto mes, recién empezamos a tratar de sentar al bebé, ya sea cuñado con almohadones en la espalda y los costados bajo sus brazos, en esta etapa el bebé ya tiene el cuello mas firme, y el trata de mantener su cuello erguido y por ende la cabeza ya puede ser sostenida más fácilmente y por mucho más tiempo.

Si lo hechas boca abajo, notarás que el bebé ya levanta con más facilidad la cabecita y ya no se asusta cuando la mueve de un lado a otro, además de que trata de poner sus bracitos haciendo fuerza para levantar la cabecita.

QUINTO Y SEXTO MES DEL BEBE

En esta etapa podrás apreciar que tu bebé ya tiene la firmeza y dureza en su cuello y por eso, él ya es capaz de mover su cabecita de izquierda a derecha y mantenerla erguida por mucho más tiempo sin cansarse, además de que ya intenta sentarse por sí solo.

CONTROL DE LA CABEZA Y MOVIMIENTOS EN LOS PRIMEROS MESES

Podrás apreciar que al ya tener control de su cabecita el bebé empieza a tener el control paralelamente de todo lo que le rodea, empieza a fortalecer  su visión y sus oídos, por eso empieza a llamarle la atención cualquier ruido, color, forma o persona que se le acerque, le sigue con la mirada y a veces incluso ya empieza a mover los bracitos también, esto es porque no solo los músculos del cuello se desarrollaron y fortificaron, si no, el de toda su espalda y empieza a desarrollar los músculos de los brazos.

Al logar el bebé sentarse por sí sólo alrededor del quinto o sexto mes, el bebé empieza a mover los pies y hacer ejercicios con ellos, de esta manera fortalece las extremidades inferiores.

MI BEBÉ TIENE 6 MESES Y NO LEVANTA LA CABEZA

Hay casos en los que algunos bebés no pueden sostener la cabecita por sí solos hasta los 6 meses de vida, en estos casos, debes llevarlo al pediatra e informar lo que sucede para que de esta manera le hagan una evaluación y refuerces de alguna manera con ejercicios o fisioterapias para fortificar los músculos del cuello, o tal vez puede ser que el bebé presente hipotonía, o un retraso en su desarrollo.

QUE ES LA HIPOTONÍA

La hipotonía es cuando los músculos no se logran desarrollar de manera normal, por mala alimentación o porque están atrofiados.

EL CONTROL DE LA CABEZA Y EL INICIO DE LA COMIDA SEMI SOLIDA

En esta etapa que es alrededor de los 6 meses de vida, cuando el bebé ya controla totalmente su cabeza, boca y oídos, empieza la alimentación semi sólida, esto se debe a que el bebé ya fortaleció su tronco, los músculos de la boca, tráquea, laringe y su sistema digestivo y notaras que de lo regordete que eran sus mejillas estas empiezan adelgazar, por que sus músculos entran en ejecución.

EL CONTROL DE LA CABEZA Y EL DESARROLLO DEL HABLA

En esta etapa, que son alrededor de los 8 a 10 meses, el bebé empieza a expresar sus primeros sonidos guturales, o simplemente a jugar con su boquita haciendo pequeños ruidos.

Esto ocurre porque el bebé fortificó su sistema respiratorio y el ya quiere o intenta comunicarse con todo su entorno, sobre todo con la mamá o el papá o simplemente con la persona que lo cuida. Trata de balbucear ma-ma-ma-ma   baaaaa o paaaaaaaaa – peeeeeee – ahhhhhh o se escuchan algunas veces simplemente gritos de todo tipo, agudos, graves y luego la risa.

A medida que nosotros incentivemos a nuestro bebé con los sonidos que hace y nosotros hagamos algunos parecidos, o viceversa, el tratará de copiar los mismos sonidos y esto hace que un nuevo mundo se abra para él y tratará de asimilar todo lo que haya en su entorno, no te olvides que el cerebro de un bebé es una esponja que absorbe todo lo que le enseñan.

El escuchar ruidos, sonidos que le llamen la atención el girará de manera rápida y de forma independiente su cabecita tratando de descubrir de donde vino el ruido que escuchó o la voz que le habló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.