prevenir contagio hepatitis niños

Nueva hepatitis infantil y una hepatitis normal

La hepatitis infantil es una enfermedad que hoy en día está atacando a los niños en todo el mundo, no se sabe cual es el origen en realidad y mucho menos no hay un tratamiento específico para esta enfermedad hasta la fecha, lo único que se hace es aliviar los síntomas y estabilizar a los pacientes en casos graves.

Hay que tomar muy en cuenta que está hepatitis infantil no solo se contagia de niño a niño, sino que esta puede llegar a contagiar también a los padres que lo cuidan, por eso es tan dañina.

¿Qué es la hepatitis infantil?

La hepatitis infantil A, es la inflamación del hígado, es la más común en los niños, no suelen tener síntomas apreciables, ataca por lo general a niños de 1 mes de vida hasta los 5 años, ya que no tienen todavía  la vacuna contra este mal y ellos no pueden explicar que es lo que duele.

En niños mayores de 6 años hasta los adultos, los síntomas suelen ser más graves ya que se presenta la ictericia o la bilirrubina, que es la característica de esta enfermedad, esto quiere decir que tanto la piel como los ojos se tiñen de amarillo.

La única manera de poder evitar este mal es vacunándolos apenas tengan la edad.

¿Cómo prevenir los contagios?

La manera más fácil de poder prevenir el contagio es tener a los niños con las vacunas al día contra la hepatitis, tener la higiene necesaria  con el lavado de manos de manera frecuente, evitar el contacto con personas enfermas, no tocarse, la cara, esto incluye la nariz y la boca, por este motivo, siempre se debe andar con barbijos, ya que el contagio también se lo puede dar por la saliva, que viene por la tos o un estornudo.

Se debe mantener un cuidado extremo en el lavado de manos, ya que se puede contaminar todo por medio del cambio de pañales en niños menores, el tocar simplemente las manijas de las puertas o incluso cuando el niño toca sus juguetes y se los lleva a la boca, si viene otro niño a jugar y hace lo mismo con los juguetes el contagio es inminente, por este motivo, se debe desinfectar todo con lo que tenga contacto el niño.

¿Qué síntomas presenta esta enfermedad en ambos casos y cuál la diferencia con la nueva hepatitis infantil?

En todos los casos los síntomas que presentan son:

  • Hinchazón del diafragma
  • Dolores abdominales
  • Diarrea.
  • Heces blancas.
  • Orina oscura.
  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Vómitos.
  • Náuseas.
  • Cansancio.

La diferencia es que en la hepatitis infantil nueva no se presenta fiebre y cuando se detecta esta enfermedad ocurre de manera tan rápida que se vuelve crónica y el daño hepático puede incluir distintas etapas como inflamación crónica, fibrosis y cirrosis, por este motivo, en muchos casos se tiene que pensar en un trasplante de hígado y si es en niños, el hígado debe ser de otro niño.

Además de que viene acompañada de síntomas respiratorios, lo que dificulta más aún poder diagnosticarlos debido a que suelen confundirse con un resfriado fuerte.

¿Por qué esta hepatitis es considerada inusual en los niños?

La OMS indica que en algunos casos que han realizado estudios, en la cual han encontrado la presencia de un adenovirus que causa problemas respiratorios, vómitos y diarrea, la infección tiene una duración limitada, aunque en algunos casos se a detectado inflamación grave del hígado lo que ha degenerado en hepatitis, una vez que se determine el origen podrán tener un tratamiento más específico.

¿Por qué se debe vacunar a los niños contra la hepatitis A?

  • Protege a tu hijo de una enfermedad potencialmente grave.
  • Evita que tu hijo falta a la escuela o guardería y que tu faltes al trabajo por cuidarlo.
  • Evita el contagio entre otros niños en las guarderías y en los colegios.

¿Qué síntomas se presentan cuando se vacuna contra la hepatitis A?

Los síntomas suelen ser dolor de cabeza, fiebre, pérdida de apetito, dolor en el brazo donde se puso la vacuna, las cuales suelen desaparecer entre 1 ó 2 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.